Los días en la época prehispánica comenzaban al amanecer.

19 12 2011

Los días en la época prehispánica comenzaban al amanecer 

En la antigua América los días comenzaban al amanecer. Así fue en las regiones Andinas y en las mesoamericanas. En las primeras aun quedan remanentes de este hecho, los Uros, un grupo étnico que habitan actualmente en el lago Titicaca conservan la tradición de ser ellos los encargados de observar los amaneceres, de ver día a día el ascenso en el horizonte de Inti, la designación Quechua y Aimara para el astro rey, por eso  a los habitantes Andinos se les ha dado en llamar los pueblos del Sol. En la ciudad del Cuzco se “ata al Sol”, en el solsticio de invierno para las latitudes debajo del Ecuador, actualmente en Junio. Se le amarra metafóricamente y se ritualiza en la fiesta del Inti Watana con la finalidad de que este astro no se aleje de su camino en el horizonte y vuelva a regresar hacia el solsticio de verano y continuar su movimiento pendular.

En Mesoamérica pasaba algo semejante, pues el astro mas venerado era el Sol, Tonatiuh entre los Mexicas. A los años también se le ataba y como lo refieren los cronistas de la época a esta operación de computar los años se le llamaba xiuhmolpilli o la atadura de los años, ciclo de 52 años. El tonalpohualli, calendario de 260 días ersta asociado al Sol, su etimología asi lo demuestra: “la cuenta o cómputo de los días”. Si hubiese sido un cómputo nocturno existieron términos semánticos para ello y se llamaría al cómputo de las noches: Yohualpohualli. Sin embargo las referencias textuales de las fuentes escritas del siglo XVI hablan del tonalpohualli. Las inscripciones en piedras y en códices cuando se refieren a los días del calendario están asociadas a los momentos diurnos y a la presencia Solar, la piedra del Sol o la escultura del Teocalli de la guerra sagrada, expuestas permanentemente en el Museo Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México, es elocuente en este sentido. Así también los códices calendáricos mesoamericanos. Solo por dar un ejemplo entre muchos podemos observar en una página del Códice Borgia a la trecena de animales alados que rodea al Sol, Tonatiuh. Estas trece aves incluyendo a una mariposa, son la expresión naturalista de los trece números utilizados en el tonalpohualli. La mayoría de estos animalitos son diurnos con excepción de la lechuza y el tecolote.

Durante el proceso del la Conquista a Fray Bernardino de Sahagún le habrá parecido interesante el hecho de que entre los indígenas se realizaran festividades durante la media noche, antes de comenzar las cuentas de los primeros días de un nuevo año, de manera que pensó que el año nuevo comenzaba a esas altas horas de la noche. El espectáculo  llamativo de los fuegos que se encendían en los templos prehispánicos muy probablemente hizo pensar a aquel Fraile que los años comenzaban durante la noche.

Sin embargo las festividades y rituales de un ciclo nuevo no solo comenzaban a tener significado desde la media noche sino desde antes, al atardecer, pues este era el momento clave en donde de acuerdo a Sahagún la gente se preguntaba si el sol se “metería” para siempre y no retornar a “salir” por el horizonte. Una señal que indicaba que  la bóveda celeste se seguía “moviéndose” y que anunciaba que el Sol también lo hacia era la observación que se hacía durante la noche, mirando si  las estrellas y en especial las Pléyades, también llamadas las siete cabrillas, pasaban desplazándose por el cenit nocturno o nadir. Si estas se “movían” no habría que preocuparse por la salida del Sol y la gente se alegraba, se prendían los fuegos y el ritual comenzaba, mas no el año. No era el inicio de año nuevo, solo era la señal de que el Sol tendría que volver a salir al amanecer para dar continuidad a la cuenta de los días que se anotaba en los libros hechos de papel amate llamados Tonalamatl y en donde se escribía la cuenta de los días: el Tonalpohualli. El primer día del año prehispánico y de todos los días siempre comenzó al amanecer.

El mismo Sahagún afirmaba en su “Historia General de las Cosas de Nueva España” que los años empezaban a computarse por el oriente, por donde sale el Sol pues esta era la región de donde, según sus informantes, había llegado  Quetzalcoatl, el inventor del calendario mesoamericano. Leamos esto en sus propias palabras:

Dicen que el inventor de ella fué Quetzalcoatl. Procede de esta manera, que comienza del oriente, que es donde están las cañas………” pag. 264

Asumiendo que los pueblos del centro de México y los mayas estuvieron conectados culturalmente y llevaban la misma cuenta de los días es interesante notar que en uno de los libros mas conocidos de esta cultura del sureste mexicano “El Chilam Balam de Chumayel” se haga referencia a la importancia de los momentos diurnos, amaneceres, como los puntos clave del inicio de las cuentas calendáricas. En dicho libro se puede leer:

 

“La relación de los días, día por día, debe leerse empezando por el Oriente, según el orden en que está”

 

El oriente es la región por donde surge el Sol, el amanecer.

En el mismo Chilam Balam se puede leer el siguiente fragmento que alude al día como el momento diurno asociado al oriente, al amanecer, el momento durante el cual comienzan a denominarse los días del cómputo del tiempo:

 

“Así explicó el antiguo sabio Mexchise, el antiguo Gran Profeta, Napuc tun,

Gran Sacerdote, y así cantó que, cuando no había despertado el mundo

antiguamente, nació el Mes y empezó a caminar solo.

Y dijo su abuela, y dijo su tía, y dijo la madre de su padre, y dijo su cuñada:

-¿Por qué se dijo que íbamos a ver gente en el camino?

Así decían mientras caminaban. Era que no había gentes antiguamente.

Y entonces llegaron al oriente. Y dijeron:

-Alquien ha pasado por aquí. He allí las huellas de sus pies.

‘Mide tu pie’, dicen que dijo la Señora del mundo. Y que fue y midió su pie

Dios el Verbo. Este es el origen de que se diga Xoc-lah-cab, oc-lae, lah-ca-oc.

Este dicho se inventó porque Oxl-ahun-oc (el de los trece pies), sucedió que

emparejó sus pies.

Y partieron del oriente. Y se dijo el nombre de los días, que todavía no tenían

nombre, antiguamente.

Y caminó con la madre de su padre, y con su tía y con la madre de su madre, y

con su cuñada.

Nacido el Mes, creó el que se llama Día y creó el cielo y la tierra, por escala:

agua, tierra, piedras, árboles.

Y creó las cosas del mar y de la tierra”

 

 

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

20 12 2011
Oli

Cuál imagen del códice borgia?? Por qué entonces estaban esos dos animalitos nocturnos?? habra habido un calendario nocturno?

21 12 2011
Raúl González Cortés

Si había un calendario nocturno. Este se llevaba con la ayuda de los 9 señores de la noche. 40 veces 9 noches daba en total 360 días. Este computo pudo servir para llevar la cuenta larga maya de 1872000 periodos de 24 horas. En esa cantidad de tiempo hay 5200 veces 360 días que se pudieron haber computado noche a noche y que tenían a la luna como su referente astronómico en función de los años reales de 365.2422 días. Los días diurnos se contaban con el Tzolkin o tonalpohualli, que era la cuenta solar, con la ayuda de los trece animales alados y los 20 días del calendario.

18 05 2014
Rodolfo

Que interesante información, vaya que con esto podemos darnos cuenta que las antiguas tribus existentes en el continente americano tenían una vida totalmente distinta a la de nosotros, tan solo el hecho de tener un estudio astronómico tan exacto y bien estructurado es solo uno de los magníficos rasgos que tenian por eso aun en la actualidad nos es dificl poder entenderlos y nuestra falta de criterio y mente colonizada no nos permite ver mas allá o incluso no creer nada mas que solo sacrificios humanos (el cual obviamente no tiene un fuerte fundamento)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: