El ciclo de cinco Revoluciones Sinódicas de Venus, (RSV) y su relación con las éras cosmogónicas.

5 06 2012

El ciclo de cinco RSV y su relación con las éras cosmogónicas en la piedra del SOL

El Quinto Sol con las cuatro aspas que encuadran a las eras cosmogónicas.

El Quinto Sol con las cuatro aspas que encuadran a las eras cosmogónicas.

El ciclo de cinco RSV tiene una duración igual a ocho años de 365 días cada uno. Está representado por los cinco símbolos de las eras cosmogónicas sin su coeficiente cuatro, y tiene el siguiente orden: viento, agua, jaguar, lluvia y movimiento. Estos símbolos son los cargadores de cinco periodos de 584 días, sólo que de manera discontinua, pues cada uno de ellos no contiene exactamente dicha cantidad, pero la suma del ciclo produce 2920 días, que es igual a cinco veces 584 días. Así, el viento es el cargador de 587 días; el agua, el jaguar y el movimiento, de 585 días cada uno; y la lluvia, de 578 días.

Los cinco símbolos (viento, agua, jaguar, lluvia y movimiento) fueron tomados para conformar las denominaciones para las cinco eras cosmogónicas.[1] En este análisis se puede observar que la serie inicia con el sol de viento,[2] Ehecatl, una denominación y representación para Quetzalcoatl, llamado también 1-carrizo, ce acattl, que es la combinación numérico-simbólica con la cual inicia la cuenta de los cinco soles, y que culmina en el día 4-movimiento, como se llama el último sol cosmogónico.

Sol de viento

Sol de viento

Sol de viento

Sol de agua

Sol de agua

Sol de agua

Sol de tierra

Sol de tierra

Sol de tierra

Sol de fuego

Sol de lluvia de fuego

Sol de lluvia de fuego

Sol de movimiento

Sol de movimiento

Sol de movimiento


[1] El símbolo del jaguar está entre dos dualidades: viento-agua y lluvia-movimiento. Estas dualidades aluden a los movimientos del agua en los mares y en las nubes, respectivamente, remolinos de agua y de lluvia producto de las corrientes marinas y de los huracanes. El jaguar, que está en el centro, es una representación de estas fuerzas de la naturaleza, es decir, del movimiento del agua que se despliega sobre la Tierra. El rugido del jaguar en la selva se parece al ensordecedor ruido de las tempestades. Por eso Tlaloc, la deidad de las lluvias, fue representado con unos largos colmillos de jaguar, semejantes a los de las cabezas clava de la cultura Chavín de Huantar, en Perú.

[2] Se puede llegar al 4-viento si se considera un ciclo 360 años, de 365 días cada uno, equivalente a 225 veces 584 días. Este ciclo tiene 18 días menos si se considera que el periodo exacto para una RSV es de 583.92 días. El número de días transcurrido es, entonces, de 131382. Si se partiera del 1-cocodrilo, la combinación final sería el 4-viento. Sin embargo, si se partiera del día 1-carrizo se llegaría a la designación del sol de tierra, 4-jaguar. El ciclo de 360 años lo he explicado en la parte correspondiente a los números, en específico el 2920.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: